Saltar al contenido

El mejor plan para entrenar tu oído musical

entrenar oido musical

¿Cuántas veces has tratado de seguir un plan de estudios musicales y lo has abandonado?, ¿el plan de estudio que tienes abarca la mayor cantidad de temas?, ¿crees que puedes mejorar tu plan de estudio personal?

En Compartituras también nos preguntamos estas y otras cuestiones para hacerte las mejores recomendaciones. En este artículo compartiremos algunos consejos para hacer el mejor plan de estudios.

1. Define las prioridades

Existen muchos temas que podemos estudiar en música: entrenamiento auditivo, entonación y/o digitación mediante intervalos, acordes, inversiones, escalas, progresiones armónicas, entre otras y realizar ejercicios de ritmo.

Elige de primero a último las prioridades de estudio, ten en cuenta si además del estudio de la voz o el instrumento debes responder por el repertorio de alguna agrupación pues esto influye mucho en el tiempo que le puedes dedicar a cada responsabilidad.

2. Tener una meta para estudiar

Visualizar un “lugar” al que queremos llegar es de gran ayuda a la hora de estudiar. Cuando tenemos una meta es más fácil entender o resolver el camino para llegar a ella que solo sentarnos a estudiar mecánicamente.

La meta nos mantendrá motivados y nos impulsará a ser más creativos.

3. Definir el tiempo de estudio

Elegir qué estudiar depende mucho del tiempo que podamos dedicarle y el momento en que podemos hacerlo. Más que convencernos de que nos hace falta tiempo, es mejor concientizarnos de que el estudio que decidamos emprender debe ser de calidad más que de cantidad.

Muchos planes bien pensados se pueden caer o quedarse a la mitad del camino si no tenemos claro desde el principio cuál será el tiempo que le vamos a dedicar.

Si bien el plan que nos propongamos para avanzar en canto o en nuestro instrumento no es una camisa de fuerza, sí ayuda a ordenar nuestro itinerario y a ser más disciplinados con nuestros propósitos.

4. Estudiar solo y acompañado

Estudiar música siempre nos reclamará tiempo de estudio de calidad. El tiempo de estudio lo decide el estudiante de acuerdo a las posibilidades y también al nivel que quiera alcanzar.

Muchos músicos recomiendan estar en una agrupación para aprender a escuchar a otros artistas, equilibrar el sonido, afianzar la interpretación y la improvisación.

5. ¡El plan!

Antes de estudiar una partitura es necesario tener en cuenta que hay una serie de ejercicios que podemos realizar independientemente del repertorio.

Cada cuatro meses podemos variar:

a) Ejercicios musicales para el instrumento

  • Una escala nueva con arpegios (inversiones) y variaciones (intervalos).
  • Estudio técnico. Ejercicios de articulación y variación con las figuras musicales.
  • Un concierto solista, no importa en qué nivel estés. Puede ser un concierto o una pieza simple, pero es importante enfrentarse al público.

b) Ejercicios musicales generales

  • Entrenamiento auditivo
  • Solfeo
  • Ritmo y entonación con estudios corporales.

Desde nuestra experiencia esta parte del plan, los ejercicios musicales generales, son los más difíciles de sostener en el tiempo, por eso en el sexto punto te recomendamos tener herramientas de apoyo como métodos de estudio.

En internet puedes conseguir varios por cada tema.

6. Herramientas para ejercitar oído musical

Existen muchas herramientas digitales que podemos instalar en nuestros celulares para ayudarnos en el estudio. Después de probar varias, en comPartituras queremos recomendarte una completísima herramienta: EarMaster.

Este software te ayudará a tu entrenamiento auditivo, la lectura a primera vista y el ritmo, pues ya tiene ejercicios progresivos incorporados por cada lección combinando el aprendizaje técnico con la intuición, muy útil para ser un buen intérprete.

Acá les dejo el enlace para que vean de que se trata (Clic en la imagen).

Acá nuestro compañero de guitarrasinlimites hace un pequeño review de lo que puede hacer el EarMaster y mucho mas.

 

¿Cómo saber si el plan que elegí es el correcto?

Existen muchas formas de estudiar. Uno de mis maestros decía: “si después de estudiar veinte minutos o dos horas no sientes que has avanzado, entonces no estudiaste”. ¡Así que lo más importante es notar que se está creciendo en el proceso!

¡No te fíes mucho del talento!

Muchos buenos estudiantes de música o músicos profesionales podrían confiarse de su capacidad para cantar o tocar y relajar un poco el estudio, ¡pero cuidado! Del mismo modo en que lo que no se logra por habilidad se logra por dedicación, lo que no se cuida con dedicación se pierde aún con habilidad.

Si buscas tener oído absoluto o un buen nivel de ejecución instrumental sabrás que la persistencia en el entrenamiento auditivo e instrumental es fundamental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: